SALTO DEL PASTOR, una tradición única.

Molino de Firgas o del Conde, más de medio siglo de vida.
29/11/2017
Un Clima muy Saludable
13/12/2017
Mostrar todos

El Salto del Pastor fue en sus orígenes, la manera que encontraron los antiguos habitantes de las islas canarias para trasladarse más eficientemente por una orografía cuanto menos complicada, llena de grandes barrancos, riscos y acantilados.

Esta creativa solución facilita unos desplazamientos más rápidos y que permiten el acceso por zonas que de otro modo sería imposible pensar. El útil que se usa para esta práctica, es una vara larga de madera, llamada Astia o Lanza en Tenerife, Gomera, Hierro y La Palma, Garrote en Gran Canaria y Lata en Fuerteventura y Lanzarote, a la que se le coloca una punta metálica, el Regatón, que permiten superar subidas y bajadas de cuestas, laderas y riscos.

Esta vara puede estar entre los 2,5 y 4 metros de largo y originariamente se fabricaban en Pino canario, en la actualidad en Riga de Honduras. Esta actividad ha perdurado en el tiempo, siendo muy útil en el pastoreo y estando presente todavía hoy en el mundo rural canario, en las últimas décadas esta tradición ha pasado a ser también una actividad deportiva tradicional que persigue su pervivencia en el tiempo como tradición única de Canarias. Su práctica requiere de técnica y mucha práctica y es sin duda una hermosa actividad legado de una historia que se pierde en el tiempo.

A continuación podrás ver un video sobre esta hermosa tradición:

http://bit.ly/2A1o5RS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *