Centro Locero de Lugarejos

Sencillos consejos para la práctica del senderismo
18/10/2017
Los finados en Gran Canaria, un pretexto para contar la vida de los difuntos
01/11/2017
Mostrar todos

Lugarejos es el nombre de un pago formado por un gran número de casas-cuevas, que pertenece al Municipio de Artenara. Lugar donde ya vivieron los antiguos pobladores canarios con una larga tradición alfarera que siguió el modelo de la cerámica prehispánica, como sucede en Hoya de Pineda en Sta. María de Guía y La Atalaya de Santa Brígida.

No es extraño el desarrollo de esta actividad en Lugarejos si atendemos que todos los materiales necesarios para su ejercicio se podía conseguir fácilmente en las cercanías al pago: el barro se captaba en el Pinar de Tamadaba, la arena, del fondo del barranco de Lugarejo, el almagre o almagra, se recogía en el pago de la Coruña, la leña, en el pinarpiñaspinocharamas, etc. y de los matorrales propio del sotobosque del pinar, jarón, horgaza, retama, escobón, codeso y brezo.

Esta actividad alfarera ejercida sobre todo por las mujeres de la comunidad, estuvo a punto de desaparecer, ya que a partir de los años 60, se produce una fuerte migración del pago a zonas con mayores oportunidades, lo que provocó el despoblamiento de la zona y abandono de la actividad locera.

Es en el año 1994 cuando el Cabildo de Gran Canaria toma acciones para recuperar este oficio tradicional único, la “alfarería popular canaria de Lugarejo” que se trabaja con las manos, no emplea torno y se cocina al aire libre en una estructura denominada “Guisadero” en lugar de un horno, usando como combustible pinocha, piña de pino, leña de monte.

El Cabildo emprende una serie de acciones como fueron la adquisición de unas cuevas que habían sido alfar, las reforma y las convierte en el Centro Locero de Lugarejo, organiza un curso de alfarería con las dos últimas loceras que quedaban vivas, Manuela Santana y Teresa Lugo, y ese mismo año se llegaron a cocinar 200 piezas de barro tras 30 años de parón.

Desde hace ya muchos años la actual artesana de Lugarejo, María Isabel León Sánchez, se encarga de atender el Centro Locero y realizar cursos que garantizan la continuidad de este arte, con la creación de tallas, macetas, lebrillos, cazuelas, tostadores, ollas, soperas, paneras, licoreras, juego de café, etc. Además de animales como elementos decorativos: palomas, gallinas, patos, etc. Así como jarrones con argollas en las asas y unas peculiares cachimbas.

Si quieres conocer algo más sobre esta tradición el “Centro Locero de Lugarejos” puedes visitarlo de lunes a viernes de 9.30 a 13.00 horas aproximadamente, te aconsejamos que llames al ayuntamiento para confirmar horarios y días; http://bit.ly/2z0wZOx

Adjuntamos el enlace de un interesante testimonio audiovisual sobre la artesanía de Lugarejos y del único artesano, Justo Cubas que nos dejó hace ya mucho tiempo: http://bit.ly/2yIHx3q

Información extraída de:

Norte de Gran Canaria, revista digital; http://nortedegrancanaria.es/lugarejos-alfareria-primitiva-sin-torno-ni-horno/

Atlas rural de Gran Canaria: http://www.atlasruraldegrancanaria.com/articulos_int.php?n=382

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *